VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Entrevista a Raúl Cerezo y Nacho Aguilar (cortometraje 8)
Jueves, 24 de Mayo de 2012


Valoración espectadores: 9.50

Raúl Cerezo, director

Es una agradable mañana de domingo y nos encontramos en un parque madrileño cualquiera, en compañía de Raúl Cerezo e Ignacio Aguilar, director y director de fotografía, respectivamente, del cortometraje 8, del que ambos son productores y sus principales artífices. Les hacemos algunas preguntas con motivo de la salida del dvd del cortometraje; un trabajo a la altura del mismo, sin ninguna duda. Esta entrevista es el resultado de una productiva y enriquecedora charla que un servidor tuvo con ellos, donde pudimos hablar y debatir de cuanto concierne al film y a todo lo que le rodea a lo largo de casi 50 minutos. No son sólo las palabras, sino también los rostros, los gestos y las personas que las expresan; de ahí que este artículo vaya regado con un completo dossier fotográfico (pinchar sobre las imágenes para ampliarlas y verlas en modo álbum), para que el lector se haga una idea más completa del momento. Esperamos, les ayude a conocer más a fondo este estupendo trabajo del cineasta Raúl Cerezo y les anime a descubrirlo, si aún no lo han hecho. 

- Empezaremos con Nacho Aguilar, director de fotografía: 

¿Qué te lleva a trabajar con Raúl, qué esperabas al entrar a formar parte de 8 y qué has obtenido a cambio?

Conocí a Raúl en 2003, a raíz de Escarnio, y empezamos a vernos regularmente. En 2006 hicimos varios spots para Escorto y nos sentimos a gusto con el trabajo; ya por aquella época Raúl tuvo la idea de rodar un cortometraje de 3 ó 4 minutos (acogiéndonos al formato de un notodofilmfest) que comprendía la idea de lo que hoy es 8 (incluso barajamos rodarlo en súper 8), hasta que a principios de 2009 nos pusimos en serio y todo acabó en un cortometraje de 13 minutos, y en el que participaron unas 65 personas. Fue un reto muy importante para mí porque hubo que recrear una atmósfera inquietante partiendo de cero, y es un trabajo que me está abriendo nuevas puertas dentro de la fotografía cinematográfica.

Nacho Aguilar


Nacho Aguilar

Centrándonos en tu trabajo, ¿qué aspecto fotográfico querías darle al film y por qué? ¿Y hasta qué punto influye la idea del director al respecto?

La foto de 8 es una colaboración al 100% desde el primer hasta el último momento. Por las influencias del corto desde su concepción, como podían ser La semilla del diablo, Encuentros en la tercera fase, Poltergeist, La residencia... es decir, el cine fantástico y de terror desde finales de los 60 hasta principios de los 80, queríamos que tuviera un aspecto radicalmente opuesto al que se lleva hoy en día, que es muy iluminado, con demasiada nitidez y definición; siempre estuvimos de acuerdo en que lo adecuado era buscar un aspecto más anticuado a través de la utilización de técnicas que se utilizaban en la época de estas películas, como la creación de humo, que ayuda decisivamente a crear una atmósfera más misteriosa, y así crear una capa en la imagen digital que la asemeje al celuloide. Aparte, el proceso de posproduccion fue muy laborioso, y en él realizamos algunos retoques necesarios para tal fin.

Entonces, mi libertad era absoluta siempre que no rebasase el límite que hiciese que el cortometraje no pudiese verse en algunas de las plataformas en que iba a exhibirse, no sólo festivales de diversa índole sino medios de internet donde la proyección no sería óptima.

Un servidor y Nacho


Las coca-colas, imprescindibles para apaciguar el calor

¿Cuáles son tus proyectos de futuro, tras este trabajo?

Ahora mismo tengo varios frentes abiertos. Acabo de montar mi propia empresa de alquiler de cámaras (Harmónica Rental), y en breve ofreceré, a precios muy competitivos, el alquiler de equipos completos, como por ejemplo el de la cámara Red Epic One, que es con la que acaba de rodarse la precuela de Alien (Prometeus), la última entrega de Spiderman, El Hobbit, Underword, o algunas partes de Millenium, de David Fincher. En cuanto a proyectos cinematográficos, Raúl está empezando a preparar la que será su primera película, y voy a participar incluso como mero oyente en las reuniones para desarrollar el guión, y en un par de semanas rodamos junto a Diego Arjona (yo como director de foto y él como primer ayudante de dirección) el tráiler para intentar vender un proyecto de película que se llamará Los prescindibles, y que vendría a ser una parodia de Los mercenarios, de Stallone. Paralelamente a todo esto, estoy desarrollando una web en la cual voy a concentrar todas las reseñas de fotografía cinematográfica que he escrito.

Manos y agenda


Nacho y, al fondo, el próximo en responder

- Vamos ahora con Raúl Cerezo, a quien lógicamente le dedicamos algo más de tiempo por ser el primer nombre de 8: 

Con lo perfeccionista que tú eres, ¿cuánto tiempo llevabas con esto en mente y cuánto tardó en en ver finalmente la luz? Cuéntanos un poco de la intrahistoria del corto, los medios de los que dispusiste y el presupuesto.

Este proyecto ha salido adelante en unos tres años, aunque llevábamos hablando durante más tiempo. Esto es un reflejo de cómo está el cortometraje cuando te sales de lo social o el gag; de esa manera tienes muchas más puertas abiertas que si arriesgas con algo metafórico, surrealista... La verdad es que cuando se quejan desde la industria no me da la más mínima pena. El presupuesto estuvo en torno a los 17000 euros. Cuando el presupuesto es más holgado se suele ocultar, pero en nuestro caso no tenemos ningún reparo, y eso que hemos utilizado efectos y demás... Hay cortos de cerca de 200000 euros. 8 no ha recibido subvenciones públicas, lo hemos hecho Nacho Aguilar y yo principalmente, más algunos patrocinadores específicos, y por supuesto, la colaboración desinteresada de todo el equipo.


Cerezo parecía tener sed

Cuando uno ve 8, queda impactado por su tremendo empaque visual, fruto de una gran planificación por tu parte. ¿Pero se corre el riesgo de que esa parte pueda restar importancia a la historia? ¿Incluso hacer que el espectador pueda no llegar a comprenderla?

Cuando se escribe el guión esto ya se sabe: no es un cine normal, el espectador tiene que pensar que se narra de otra manera. Tiene que existir, al menos, una pequeña cuota de cine diferente, como lo hacemos varios. No obstante, ocurre algo gracioso: cuando la gente ve 8 y le preguntas qué le ha parecido, responden que bien pero que creen que quizás no lo han comprendido; entonces, tras preguntarles que nos cuenten lo que han comprendido, lo clavan. La gente tiene miedo a que no le cuentan una cosa de manera normal. Y si eliminamos un cine donde no todo esté claro, eliminamos la filmografía de Buñuel, de Bergman, etc.; aunque estoy en contra de las pajas mentales, como la de un plano secuencia de un faro dando vueltas cinco minutos. En cambio, si tú pones unas claves... No hay nada en Escarnio u 8 con un fin no narrativo. Me gusta esa expresividad en el cine, pero es que aquí nos casaba con el guión; otros, en cambio, deciden hacer cortos mudos aunque la historia pida diálogo. Y nadie nos ha dicho que el corto pida diálogo en ningún momento. Si bien al principio nos acongojamos un poco porque era sólo música, y entonces decidimos poner efectos de sonido, estando un poco en contra de nuestra propia voluntad. En el dvd se puede ver la versión de sólo música, que es la que queríamos desde un primer momento, y que es muchísimo mejor.

Raúl Cerezo atento


Raúl Cerezo al habla

¿No es un trabajo demasiado “exclusivista”, hecho por un fan de un determinado tipo de cine y pensado para ese otro fan?

Pienso que no. 8 baila con el terror pero tampoco llega a serlo, tiene mucho de parte dramática. La prueba está en que de los casi 100 festivales en los que ha participado, muchos no son de género, aunque obviamente en los de terror haya causado más sensación. También te digo que ha habido gente decepcionada porque esperaba sangre y no hay, como ocurre en Escarnio, que está fuera de campo. Por eso al fan del gore no le complacerá, pero es algo que no buscaba, y eso que el cine de terror actual funciona casi exclusivamente así. En cambio, una película como La semilla del diablo no tiene ni una gota de sangre y para mí probablemente sea la mejor película de terror de todos los tiempos (y eso que no soy un gran amante de las listas).

Las manos que crearon 8


Cerezo, atento al entrevistador

Háblanos de tus referentes a la hora de filmar.

Soy muy enemigo de que me saquen los referentes, pero claro, yo llevo toda la vida siendo cinéfilo y al final es imposible. Se ha mencionado El exorcista, pero podemos prometer que en ningún momento la tuvimos como referente a la hora de crear 8, y no nos dimos cuenta hasta que alguien nos lo dijo que estaba ahí. Polanski, Kubrick y el Spielberg de finales de los 80 sí están de manera más latente, puesto que nos encantan tanto a Nacho como a mí y no podían escapársenos, pero siempre con el objetivo de batir en un mismo cóctel tales referencias para crear algo nuevo. Las referencias están bien pero siempre que estén metidas, las veas y no te estorben, como bien me comentó tu colega Alfredo Paniagua (fiebredecabina.com); en el momento que pretendes calcar una secuencia, todo se estropea. Y el día que haga cine y se hable más del referente que de nosotros, algo fallará, aunque de momento creo que eso no ha sido así. En cualquier caso, de poco sirve que hable yo de todo esto, tiene que ser el espectador el que las identifique y juegue a buscarlas.

A mí me van a venir a decir...


Y Nacho reflexiona

¿Cuál ha sido el recorrido del corto hasta el momento?

Aunque esperaba que se hablara del corto, no creía que estuviera presente en tantos festivales; hemos llegado a las 99 nominaciones de 60 zonas diferentes zonas del mundo. Premios son 8, justamente, y es un contraste fácil de explicar: la selección la suele hacer gente verdaderamente cinéfila, mientras que el premio lo da un jurado generalmente compuesto por el típico actriz o actor famoso, es muy raro ver a un técnico, y por tanto el premio deriva hacia otros derroteros... Es un asunto que deberían mirarse los festivales. No obstante, para el tipo de cortometraje que es y por la distribuidora pequeña que nos ha apoyado, creemos que el recorrido es impecable.

Cerezo


Una de las herramientas de trabajo

Saliéndonos de tu último trabajo pero hablando del marco que lo ampara... ¿Cuál cree Raúl Cerezo que es el estado real del cortometraje español? ¿Podrías contarnos a qué tipo de subvenciones puede acogerse un cortometrajista hoy día?

Ahora tenemos un problema gordo porque han quitado las subvenciones por la crisis, incluso para los cortometrajes, por lo que estamos en un periodo donde la única vía para hacer cortometrajes será mediante subvención privada. Antes había una corriente muy clara de subvención, había ciertas taras que ahora se van a ver eliminadas... Aunque muchas personas se enfadarán por esto, el estado actual va a favorecer que muchas personas hagan cine de verdad y no pensando en la subvención, ya que eso no es un cine libre. Y aunque tiene su punto negativo puesto que habrá mucha gente buena que se quedará sin poder hacer su corto, no es menos cierto que saldrán trabajos muy reseñables, viscerales y hechos desde el alma. No me parece bien que se quiten las subvenciones, pero lo que no es normal es que sólo se piensen en ellas para hacer cine; habrá muchas personas que se conviertan en verdaderos luchadores a partir de ahora.

Cerezo, sosegado por una vez


El otro protagonista de la entrevista


Y el cine español, qué. Porque ahí están Fresnadillo, Sánchez Arévalo, Collet-Serra, Rodrigo Cortés, Bayona... Irse fuera facilita las cosas, ¿pero acaso no es vender el alma al diablo de la comercialidad? ¿Te gustaría estar en su posición?

En cuanto al cine español yo siempre digo lo mismo: para a alguien por la calle y le preguntas sobre tres películas españolas de las que se acuerden ese año; no sé si van a llegar a tres. Hay un problema importante de industria, de forma de vender, del tipo de cine que se hace... ¿Si me gustaría ser como ellos? No, me gustaría tener lo que tienen ellos para hacer películas; no soy un gran fan de ninguno de los que has citado, aunque tienen que existir directores como ellos que hagan ciertas cosas, para que otros hagan otras. En el ICAA el otro día nos contaron que, a estas alturas del año, debería haber unas 50 película registradas, y ahora mismo hay 9; ojo, registradas, no estrenadas, por lo que existe un problema, algo ha reventado, aunque eso se veía venir desde tiempo atrás. Pienso que la industria española es mínima. Yo miro a los Goya y tengo un problema, me falta cierta... digamos... admiración por lo que estoy viendo, si bien este año la película de Urbizu creo que ha sido justamente premiada, pero es una gran excepción.

Cerezo mandando a freír espárragos al cine español


Tuviste Escorto, ahora tienes Córtate y también Cortópolis. ¿Qué pretendes con todo ello? ¿A dónde quieres llegar? ¿Realmente amas al corto más que a tu mujer?

Creo firmemente que el cortometraje es la semilla para que haya grandes árboles en el cine español, y pienso que si no se cuida el cortometraje, que lo hacen cineastas ya de verdad, eso genera personas que hacen el largometraje desmotivadas, vendidas... Y como yo pienso que esa planta de semillas no se hace adecuadamente, pretendo con estos festivales que sí se hagan las cosas bien, para aportar al cine español eventos más objetivos e imparciales, donde se pueda premiar a cualquiera que se lo merezca. Todas estas cosas porque, como cortometrajista, como cineasta, estoy muy herido, para que la gente que se sienta como yo disponga de una pantalla (y los que no también). Tapar calvas. Mi gran proyecto, mi sueño dorado, es una especie de Oscars del cortometraje a nivel internacional. Un evento que va muy para largo pero que con Cortópolis empieza a tomar forma. Un premio donde de verdad gane el mejor corto del año, porque el de los Goya no me vale.

Raúl atento


Nos acercamos al final


Muestras en tus films una obsesión por las temáticas malsanas, crudas y donde se muestra la peor versión del ser humano. ¿Eres nihilista por definición o es sólo pose?

Pues un poco sí. Familiarmente lo he pasado un poco mal, en mi infancia y adolescencia, y cuando alguien cercano, de mi familia, ve mis cortometrajes, precisamente sale a relucir cierta similitud. Con Escarnio, por ejemplo: siendo joven, me he sentido solo en casa multitud de veces, y la niña muere por estar sola. Yo creo que por una educación un poco falaz genero todo este cine.

Cuanto rodeó a la entrevista


Y donde tuvo lugar


¿No será posible, entonces, que veamos algún día una comedia “made in Cerezo”? Incluso en larga duración...

Podría ser, pero seguramente tendría su toque sucio. Incluso en el largo estoy quitando mucha “mierda mental” para que quede algo más asumible. Pero en cualquier caso es algo personal, es una historia de superhéroes, sin peleas en el cielo, de base dramática; una historia muy intimista que la puede ver cualquiera, pero en ningún caso algo tan extremo como 8, puesto que hora y media así es inviable, tendría un público muy reducido. Sería algo muy nuevo en el cine español... si Vigalondo no hace antes su Supercrooks, aunque estoy en contacto con él para no pisarnos. En caso de hacerla, me gustaría contar con actores americanos o ingleses, incluso rescatar a viejas glorias, gente de tono muy crepuscular... y seguramente en inglés. Ahora toca trabajar muy intensamente en el guión, para dentro de un año presentar un dossier atractivo a las productoras. Tenemos un montón de gente que nos va ayudar y creemos que es el momento de intentarlo. Y para una peli de superhéroes, su coste será bastante reducido: un millón de euros es poco comparado con los cuatro, ocho o diez que normalmente costaría cualquier producción de esta índole. Es ambiciosa pero no pretenciosa, creemos. Luego será el espectador el que habrá de juzgar.

Ahora conocemos el por qué de la inspiración de Cerezo por los superhéroes...


Desde vadecine.es te deseamos toda la suerte del mundo en este gran proyecto.

Muchas gracias, amigos.


Y tan amigos


Agradecimientos a Marta González por las fotografías.

Compartir
Comentarios (2)
  • maniac  - 8ita y compañía

    Uff tío, que entrevista tan densa. Haré un esquema tipo examen de bachillerato porque si no seguro que se me quedan muchas cosas en el tintero:

    - Por el face de Raúl vi las fotos del rodaje del trailer que menciona. A ver si le ponen mucha sangre y mala leche y sale adelante.
    - El trabajo de fotografía es sencillamente espectacular. Cuando leí en el dvd que Ignacio Aguilar empezó en esto de forma un tanto centrífuga, todavía tengo esperanzas para mí, aunque compararse con un monstruo como Aguilar con su juventud, es difícil.
    - Gracias a Raúl por la mención que hace de la web fiebredecabina.com!! Respecto a las secuencias, estoy con él. Muchas veces el cineasta, como creador realiza cosas que él inconscientemente plasma ahí y luego el aficionado se esfuerza en referenciar. Como todo aprendizaje en la vida, lo que se nos queda en la retina tendemos a reproducirlo de forma inconsciente a veces pero no creo que sea nada malo, por lo contrario, puede ser enriquecedor y el aficionado siempre lo aplaude.
    - El visionado del corto sólo con música es muy estimulante también, quizás terrorífico pero muy intenso. Señores lectores de este artículo, compren el dvd 8 y podrán comparar ambas versiones: únicamente musicada, y con efectos de sonido. Vale la pena. Recuerdo la página donde podrán adquirirlo: www.8elcortometraje.com.
    - Raúl, desde que te conocí pensé en ti como el nuevo Fresnadillo. Si vas a Hollywood y te haces millonario invítanos un fin de semana a tu piscina de Beverly Hills.
    - Mira que os gustan las películas de superhéroes.
    - Y bueno, esa publicidad a Coca-Cola. Os imaginaba con litronas en el parque, subvirtiendo el orden público.

    Excelente review en definitiva.

  • Dr. Manhattan

    Gracias de nuevo, camarada.

    De toda tu parrafada (se agradecen estos comentarios tan currados y sentidos, de verdad), me quedo, sin lugar a dudas, con lo siguiente:

    - Raúl, desde que te conocí pensé en ti como el nuevo Fresnadillo. Si vas a Hollywood y te haces millonario invítanos un fin de semana a tu piscina de Beverly Hills.

    Suscribo la segunda parte de la frase (bueno, y la primera también, pero esa me importa menos... jajaja).

    Sobre la coca-cola, no eres el primero que me lo dice, jeje. Pero esto díselo a la fotógrafa invitada, que no paraba de hacer fotos... Sin embargo, está justificado, ya que esas latas ayudaron en la entrevista, qué duda cabe... Además las cedió amablemente el señor Cerezo, así que nada que reprochar. Nunca se trató mejor a un entrevistador.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Entrevistas