VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

A serbian film
Escrito por Dr. Manhattan   
Lunes, 03 de Enero de 2011


Valoración espectadores: 6.00

Valoración de VaDeCine.es: 6

A serbian film (Srdjan Spasojevic, 2010)Título original: Srpski film
Nacionalidad: Serbia
Año: 2010 Duración: 104 min.
Dirección: Srdjan Spasojevic
Guión: Aleksandar Radivojevic, Srdjan Spasojevic
Fotografía: Nemanja Jovanov
Música: Sky Wikluh
Intérpretes: Srdjan Todorovic (Milos), Sergej Trifunovic (Vukmir), Jelena Gavrilovic (Marija), Slobodan Bestic (Marko)

Trailer


El cine como herramienta de representación llevada al extremo. Eso es lo que significa, en última instancia, A serbian film, la más que polémica película del pasado año 2010. Curioso que una cinta de estas características, realizada en el más absoluto anonimato, surgida en un país sumido en el caos social, político y económico, con la única posibilidad de ser vista en festivales independientes con parrilla tendente al riesgo, y sin atesorar un gran valor artístico en sus entrañas, haya sido capaz de generar todo un (enriquecedor) debate a su alrededor, por culpa de su condición de pieza agresiva e hiriente con respecto a una serie de elementos que atañen directamente a la condición humana.

La raíz de la polémica viene a partir de su prohibición en la pasada edición de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, tras la denuncia de una asociación católica que provocó la orden de suspensión cautelar de su proyección por parte de un juzgado. La reflexión a seguir es clara e inmediata: aun teniendo en consideración la brutalidad de alguna de las imágenes que recorren la cinta, ¿es lícita la censura de la obra, sea esta más o menos artística? ¿Acaso hay en la FICCIÓN una línea roja que se debe impedir traspasar? Entonces, ¿por qué la REALIDAD más cruda -que sin lugar a dudas siempre acaba superando a aquélla, como bien reza el dicho-, esa que los telediarios de las tres de la tarde se ceban en mostrar a base de imágenes cruentas en ocasiones sin editar, no se pone en tela de juicio incluso a pesar de su exhibición en horario restringido, expuesta así a la inmaculada visión de los más pequeños? Es una más de las grandes contradicciones surgidas en el seno de esta sociedad manifiestamente hipócrita a raíz de este tema, magnificado por algunos medios de comunicación supuestamente progresistas que con sus prejuiciosas opiniones acaban emparentándose con esos colectivos reaccionarios que albergan la temible esperanza de devolvernos a los tiempos de la caverna, dictándonos lo que debemos y no debemos ver, con el único objetivo de fomentar la idiotización del ser humano y su sumisión ante el poder fáctico. 

La anulación del individuo

Cualquier obra de arte es concebida en un contexto determinado, del que es presa inexcusable, y su valoración por tanto no puede desatenderse del mismo. A serbian film no es diferente, y ya desde su mismo título deja bien clara su identidad, la cual corresponde a la de un país maltratado por la guerra y la barbarie, por el permanente enfrentamiento interno, por la ausencia de estabilidad y el reinado de la locura... Srdjan Spasojevic es uno de los hijos de esa coyuntura, y con esta película ha querido plasmar una tremebunda alegoría de la sociedad que le ha tocado vivir; un impulsivo y desbocado puñetazo ensangrentado contra la injusticia, el miedo y la represión que la historia reciente de Serbia ha causado contra él y los suyos; una suerte de exorcización de los propios demonios personales que requería de la misma fuerza y violencia con que se había ido acumulando en su interior, prácticamente hasta explotar. Una catarsis.  

Y qué mejor tema que el de la pornografía extrema y las snuff movies para representar todo cuanto la afectada mente del director imaginaba; la anulación de la identidad personal y los impulsos sexuales del individuo están íntimamente ligados a la dominancia y se sirven para su vehiculación violenta en pantalla. No es casual, pues, que el protagonista (un antiguo actor porno de renombre) se vea tentado por la filmación de un nuevo trabajo misterioso, que le ayudará a solventar su maltrecha economía familiar; necesidad y una pizca de morbo por el afán de poder, todo suma. 

El desenfreno de la locura

Sin embargo, y a pesar de su interesante premisa inicial, el film no consigue incidir lo suficiente sobre su premeditado aspecto metafórico -y cuando lo hace, como en el monólogo del personaje del productor frente al protagonista, cae en la superficialidad más trillada, adornada, eso sí, con un punto de locura verborreica pseudopropagandística-, cediéndose a los impulsos más bajos y viles, ante una serie de imágenes atroces y que definen la peor vertiente del ser humano, ciertamente difíciles de contemplar a pesar de no caer en la explicitud, lo cual le hubiera supuesto la ruina artística y comercial. En su haber, es consecuente con su mensaje y lleva su espiral de locura hasta un final desolador y trágico como pocos, perfectamente nihilista.

Finalmente, es en la visualización de ese mundo horripilante que Spasojevic pone en pantalla donde la película gana enteros. Apropiándose de una estética sórdida que curiosamente lo es más en los pasajes normales que en las escenas pornográficas -donde impera un filtro de pulcritud escenográfica que limpia la conciencia de los verdugos en favor del “arte cinematográfico” de su propuesta fílmica interna, a la vez que intimida y deja desnudo al espectador frente a lo que observa-, el realizador serbio logra capturar con su cámara la opresión y el nerviosismo que rodean al protagonista, su situación de delirio extremo, y las aberraciones que comete son acompañadas de una atmósfera musical ruidosa, desagradable y demente, en consonancia con las imágenes. La frialdad y oscuridad de la ambientación se deben a una fotografía apagada y tendente al claroscuro subrayador, confiriéndole un aspecto estilizado y ciertamente cuidado. Por contra, en lo que a la narración se refiere, hay un decaimiento de la misma a mitad del minutaje, y aunque el recurso a los flashbacks reveladores es acertado, su montaje no corre a la misma velocidad que la agresividad de lo mostrado. Además, hay evidentes fallos técnicos y algunos aspectos de puesta en escena claramente mejorables, pero no debemos olvidar que nos encontramos ante la ópera prima de su autor. 

La irresistible tentación del sexo

A serbian film es ya, prácticamente, una película de culto. No es de extrañar, puesto que cuanto más se pretende ocultar algo, más ganas nos entran de mirarlo; la curiosidad es un sentimiento inherente al hombre. No es una buena película, pero sí es lo suficientemente decente a nivel técnico y valiente desde el punto de vista argumental como para que sea tenida en cuenta y, por supuesto y como mínimo, deberíamos tener la posibilidad y el libre derecho a elegir verla, dejando muy claro de antemano que no es apta para estómagos débiles. No dejará indiferente a nadie, de eso ya no cabe ninguna duda.

Compartir
Comentarios (4)
  • C. Lisbon

    Debo decir que pese a mi idea de no leer críticas sin haber visto la película de la cual trata, he sucumbido sencillamente por la curiosidad. Y lo cierto es que una vez leída, la crítica ha hecho que tenga mucha más curiosidad aun en verla.
    Me encantan las películas duras, explícitas y difíciles de ver (porqué no decirlo, eso de la pornografía y las snuff... suena bien...)Creo que aportan algo de frescura y oscuridad necesarias en la vida.. Y si además resulta que esta película ha crispado a los católicos.. mucho mejor!!!

    Y yendo un poco más allá, e introduciéndome en lo que a la crítica refiere, creo ésta plantea cosas muy interesantes y que siempre están en boca de los amantes del cine. Temas como "la idiotización del ser humano y su susmisión ante el poder fáctico" o "sociedad manifiestamente hipócrita" son temas qeu el cine debiera plantearse más a menudo, así como cada individuo de esta sociedad hipocrita... El tema de la violencia en los medios es algo que nos podría llevar horas.. y, sinceramente, no me importaría gastarlas en hablar de ello.

  • barry lyndon

    C. Lisbon, en general puedes entrar tranqui en las críticas de VDC sin que vaya a ser destripada la peli, a nivel argumental claro; a nivel de opinión obviamente es otra cosa. Como digo, no solemos spoilear prácticamente. Un saludo

  • Dr. Manhattan

    Gracias por tu comentario, C. Lisbon.

    Es muy cierto lo que te dice mi compañero barry, ya que normalmente no destripamos las pelis argumentalmente hablando, pero también entiendo que tengas tus reparos al respecto, como mucha otra gente.

    Respecto a la peli, te advierto que es extremadamente dura, por lo que atente a las consecuencias si de verdad te la vas a poner; cuando digo lo del estómago, en esta ocasión no lo digo de manera metafórica sino literal...

    Un saludo.

  • C. Lisbon

    No, si miedo al spoiler no tengo..pero es que me gusta ir al cine sin casi ningún tipo de información para verla lo más "virgen" posible ^^, sin ideas preconcebidas y dejando que sea ella misma, la película, la que me diga las cosas.

    Y, bueno, ya digo que me gusta el cine duro... estoy de alguna manera acostumbrada... aunque tendré que verla para ver si de verdad estoy tan curada de espanto...

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas