VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de críticas por letra inicial

Rebeca
Escrito por Agente Cooper   
Domingo, 03 de Febrero de 2013


Valoración espectadores: 9.00

Valoración de VaDeCine.es: 8.5

Rebecca (Alfred Hitchcock, 1940)Título original: Rebecca
Nacionalidad: U.S.A.
Año: 1940
Duración: 119 min.
Dirección: Alfred Hitchcock
Guión: Robert E. Sherwood, Joan Harrison (Novela: Daphne du Maurier)
Fotografía: George Barnes
Música: Franz Waxman
Intérpretes: Laurence Olivier (Max de Winter), Joan Fontaine (señora de Winter), George Sanders (Jack Favell), Judith Anderson (Señora Danvers), Nigel Bruce (Mayor Giles Lacy), Reginald Denny (Frank)


"Anoche soñé que volvía a Manderley". Con esta onírica frase, incrustada en una secuencia nebulosa en los alrededores de la monumental residencia, comienza Rebeca, uno de los mejores trabajos de Alfred HItchcock y, a la vez, uno de los menos 'hitchcockianos' de su filmografía.
Realizadas en años consecutivos, Manderley conforma el centro de una trilogía, junto a Tara y Xanadú, de mansiones imperecederas, personajes de facto en tres películas extraordinarias: Lo que el Viento se Llevó, Rebeca y Ciudadano Kane.

Presentada y representada como una fábula, sin anclaje local -salvo en el prólogo- ni temporal, no hay en ésta su primera película americana muchas de las claves que, años más tarde, convertirían al director inglés en uno de los personaje más influeyentes de la cinematografía mundial.
Y sin embargo, aunque muchos otros trabajos han sido más vindicados, éste es el que le dio el único Oscar a la mejor película que ganó en su carrera.

En los primeros minutos, ligeros; propios de una comedia al uso, se nos presenta a Max de Winter (Laurence Olivier), un lord que anda por Montecarlo lamiendo sus heridas. Allí conoce a la que será su próxima esposa, la sirvienta de una aristócrata venida a menos. Humilde y empequeñecida por su nuevo rol, la flamante señora de Winter deberá entonces llenar el vacío que dejó su antecesora en la majestuosa residencia donde vivió y murió en extrañas circunstancias.

alt

Aunque es algo presente en la novela de Daphne Du Maurier sobre la que trabajó Hitchcock, no deja de ser deliciosamente irónico y propio del director que jamás se mencione el nombre del personaje principal del largometraje (Joan Fontaine) y se verbalice continuamente a Rebecca, el personaje “fuera de campo”. De hecho, se puede considerar este film como el retrato psicológico de un fantasma. Ella, Rebecca, es la verdadera protagonista de la cinta. La trama vulve una y otra vez sobre su personalidad, late en la constante comparación que la nueva señora de Winter debe soportar, o en la admiración que la vaporosa ama de llaves de la casa (inolvidalbe Judth Anderson) le profesaba. Y, finalmente, sobrevuela el desenlace de la película durante el juicio sumario al señor de la casa, acusado del asesinato de su ex mujer.

Mientras que la composición de la personalidad de Max y la resolución de su romance son algo tramposos, viciados por un equívoco que se prolonga demasiado, son los pasajes que enfrentan a señora y sirvienta con la mansión como escenario los que, indudablemente, dan vuelo a este excelente largometraje.

Como toda obra mayor de Hitchcock, Rebeca también contiene una imagen incrustada en el imaginario cinéfilo: la espectral señora Danvers
entre el fuego que consume Manderley, satisfecha por el deber cumplido ante la que considera legítima propietaria de la casa.

alt

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas